writing-828911_1920

El Compromiso: cómo lo vemos en un análisis astrológico

Hablar de compromiso, es hablar de la decisión de cumplir una promesa.

Se dice que una persona se encuentra comprometida con algo, cuando cumple con sus obligaciones, con aquello que se ha propuesto o que le ha sido encomendado. O sea, vive, planifica y reacciona de forma acertada para lograr sacar adelante un proyecto, una familia, el trabajo, sus estudios, etc.

Un compromiso es una “obligación”, que se asume voluntariamente, es por esto que no se toma como una imposición en sí.

Hay diferentes tipos de compromisos: con las asignaciones diarias en el hogar y en el trabajo; con nuestra pareja; con nuestra familia y nuestros amigos; con nuestra comunidad.

Sin embargo, para mí, el compromiso más importante, es el que hacemos con nosotros mismos, y es la única manera de saber si podemos comprometernos con los demás.

Leyendo por allí me encontré con esta frase, de autor desconocido, que me hizo reflexionar: “Estar comprometido al 100% es el 50% del éxito”.

Yo siento que la palabra compromiso implica ponerse en acción, a partir de una promesa por cumplir.

Todos y cada uno de nosotros tiene capacidad de comprometerse. En su aspecto no tan positivo, hay quienes asumen que pueden perder libertad si se comprometen; y hay a quienes se les inflama el ego, y se sienten “ocupados” o “importantes” si están comprometidos.

Por eso, cumplir tus compromisos es cuestión de perspectiva. Tener perspectiva no te va a hacer cumplir tus compromisos, pero sí te puede ayudar a evitar incumplirlos, te permite gestionarlos de la manera adecuada, junto con las intenciones y las imposiciones.

Si se ha hecho todo lo posible para que el compromiso se cumpla sin olvidos, es un compromiso; en caso contrario es una simple intención.

Cuando un “compromiso” lo es de verdad, nunca hay justificación para incumplirlo, ya que al ser una obligación contraída voluntariamente, siempre existe la opción de renegociarlo, y esta última acción es una manera sana de fluir y permitirse ser flexible.

Mirando el zodíaco que es, realmente, el tema que me compete, no es fácil definir solo por su esencia, cuál signo es comprometido o no. Sería irresponsable de mi parte etiquetar a uno u otro. Por eso aclaro que, para observar el grado de compromiso de una persona, hay que mirar su Carta Natal, y la relación armoniosa o tensa entre los planetas, y otras áreas de la Carta.

Ante todo, la persona tiene que tener conocimiento claro en cuanto al compromiso que está asumiendo: ya sea en una relación de pareja, familiar o de trabajo, con una actividad, con una meta personal.

Si el compromiso es con otros, en una Carta Natal hay que observar la posición del Sol (que nos dice qué signo somos), habla de la conciencia del yo y la voluntad; la Luna, que habla de nuestras emociones y reacciones; los planetas personales: Venus, que habla del valor que le doy al compromiso en sí; Mercurio, que habla de cómo razonamos y cómo establecemos conexiones; y definitivamente, Marte, que nos impulsa a la acción.

También influyen los planetas sociales: Júpiter, que habla de generosidad, confianza y optimismo; y Saturno, que habla de responsabilidad, perseverancia y disciplina.

Tomando en cuenta que un compromiso con nosotros mismos nos impulsa a tener logros, alcanzar metas y esto colabora a nuestra evolución,¿qué planetas tienen la capacidad de erosionar del todo nuestras vidas y producir auténticas revoluciones?, los planetas transpersonales o transaturninos: Urano, Neptuno y Plutón, que describen la actitud del ser humano ante el Cosmos y con la consciencia superior. También describen aspectos de la generación en la que nos toca nacer, y los acontecimientos históricos.

Además hay que analizar el signo en el que se encuentra cada planeta y el escenario de la vida (casa astrológica), en el que está ubicado.

La suma de factores es lo que funciona. La fuerza de base, viene de los tránsitos más potentes, al estar implicados los planetas transpersonales. Es como si el compromiso viniera desde el fondo de nuestra alma, si éste requiere una verdadera pasión y entrega de nuestra parte.

Créanme que, mirando la energía de los planetas en su tránsito por su Carta Natal, es apasionante orientar a una persona en cuanto a los momentos en los que hay la oportunidad de asumir mayores desafíos y compromisos.

Los invito a reflexionar sobre esta frase de Tony Robbins, muy adecuada para este detallado tema: “No hay éxito duradero sin compromiso”.

¡Gracias por permanecer aquí!

Reina Graciosi

@TuMistica