woman-3353702_1920

Hablemos de lo que es atención en Astrología

Cuando hablamos de atención, inmediatamente abrimos los ojos y agudizamos las orejas, precisamente para poner atención. Todos creemos saber lo que es atención.

Etimológicamente hablando, la palabra “atención” viene del latín attentio, attenttionis y significa “acción y efecto de tener en cuenta o de extenderse hacia el que está hablando”. Sus componentes léxicos ad- (hacia), tendere (tender, estirar), más el sufijo –ción (acción y efecto). Según google es: aplicación voluntaria de la actividad mental o de los sentidos a un determinado estímulo u objeto mental o sensible.

Y como ejemplo nos dice: “prestar atención a las explicaciones; poner atención en lo que se hace; escuchar con atención; centrar la atención en el mensaje; la atención del viajero se dirige hacia el norte de la isla; el sensacionalismo capta la atención de la audiencia”.

Actualmente, no es secreto, que este concepto no se aplica del todo de manera literal. Las múltiples actividades y estímulos en el que vivimos hoy en día, pensar en lo que viene después o conectarnos con lo que ya pasó, no nos permiten estar atentos del todo.

De hecho, se está gestando un revuelo en cuanto a lo que llamamos Mindfulness o “atención de plena conciencia” (también traducido como “atención plena”), que es un estado mental en el que logramos permanecer en el momento presente, aceptando la experiencia sin juzgarla.

De esta manera, la actitud de observador no implica una aceptación pasiva, sino una toma de conciencia de nuestra realidad, facilitando la posibilidad de eventuales cambios. Más bien se cultiva una mente de principiante, que se abre a la experiencia vital.

O sea, se trata de disfrutar el hecho de estar atentos, el hecho de poner atención en pleno, simplemente viviéndola o experimentándola para seguir fluyendo en armonía, y enfocados en lo que de verdad queremos lograr.

En cuanto al aspecto astrológico no voy a discriminar signos ni hacer juicios de cuál es más atento que otro, sino que voy a nombrar algunas particularidades de los mismos, y quizás algunos muestren mayor disposición o capacidad para lograr atención.

Es por esto que me atrevo a conversarles sobre las llamadas polaridades de los signos (igual que una pila + -), algo tan simple como que hay signos positivos o masculinos, y signos negativos o femeninos y según esto varios de ellos comparten ciertas características.

SIGNOS POSITIVOS O MASCULINOS

Son los signos de fuego (Aries, Leo, Sagitario), y los de aire (Géminis, Libra, Acuario). Son los que van a exteriorizar sus manifestaciones vitales, a poner afuera sus intereses, sus objetivos, a sacar de sí, a mostrar su interioridad, expresándola.

Una persona que en su Carta Natal tiene énfasis en signos positivos tiene necesidad de salir a la calle a buscar su actividad, tener contacto con el mundo social, transmitir todo lo que esté ocurriendo o actúa sobre el entorno, modificándolo.

SIGNOS NEGATIVOS O FEMENINOS

Son los signos de agua (Cáncer, Escorpio, Piscis) y los de tierra (Tauro, Virgo, Capricornio). Son los que ponen en su interior los intereses u objetivos, a absorber lo que la polaridad masculina emane, a recibir el impulso. Más introvertidos que los positivos, suelen replegarse sobre sí mismos y no manifestar tan abiertamente sus inquietudes. Podrían describirse como un reflector de los masculinos.

Las personas que en su Carta Natal poseen signos negativos acentuados tienden a desarrollar una rica vida interior, necesitan de mucha intimidad, digieren en silencio y calma todo lo que les ocurra, o se analizan a sí mismas o a los demás en una lucubración interna que quizás nunca exterioricen. Quizás no tienen interés en desplegar una vida social activa, sino que más bien tratan de contemplar su propio mundo personal en una profunda introspección.

Cada grupo tiene su manera de poner atención, y como en nuestra Carta Natal tenemos influencia de todos los signos del zodíaco, dependiendo del equilibrio que hagamos en cuanto a estos influjos y, evidentemente a la voluntad y la disposición de hacerlo, tendremos mayor facilidad para “atender” las señales y poner en práctica lo que llamamos “atención”.

¿Qué tanta atención pusiste en lo que te escribí?

Reina Graciosi

@TuMistica