ballerina-1850109_1920

Tomar acción… El planeta Marte en la Carta Natal

En el artículo anterior, conversamos sobre la toma de decisiones como punto de partida para la acción.

Esta vez no voy a enfocarme en cuál signo es más activo y cuál no lo es tanto, más bien, enfocándome en la Carta Natal que habla en sí de nuestro verdadero yo, les escribo sobre el rol del planeta Marte en cuanto al impulso a la acción.

Marte es la imagen de dónde, cómo, por qué y para qué, usaremos y dirigiremos nuestra energía de acción.

“El hombre se descubre cuando se mide con un obstáculo”. Antoine de Saint-Exúpery

Marte recibe su nombre en honor al dios romano de la guerra y, precisamente, uno de sus arquetipos es el del guerrero. Representa la energía, el entusiasmo, coraje, voluntad, la iniciativa, la experimentación, impulso, pulsión sexual, vitalidad, el sentido de la independencia, la lucha por la vida, la manera de afirmarnos, nuestros impulsos agresivos, entre otros significados. En sí, Marte muestra nuestra manera de actuar, nuestro modus operandi, disposición a pasar al acto. En su lado no tan positivo puede mostrar violencia, agresividad, impaciencia, caprichos, cólera, lado infantil, destrucción.

Dependiendo del escenario de vida (casa astrológica), y el signo bajo el que se encuentre albergado Marte, revelará dónde lucharemos o defenderemos determinada causa y comprometamos nuestra voluntad, en aras de un objetivo; y también la forma de manifestar nuestra energía de acción, el estilo de luchar por ideales o de defendernos ante algo.

Su influencia, también tendrá variantes dependiendo de la relación o aspectos que genere con otros planetas. Las conjunciones (extrema cercanía o misma ubicación en grados y minutos), significará que Marte le imprimirá fuerza de acción al o los planetas que compartan el aspecto. Cuando hablamos de oposiciones (extremos opuestos en la carta), la influencia del planeta rojo representará un reto de aprendizaje y control sobre las tendencias de su oponente.

Otro punto que se debe contemplar, es la posición de Marte en los cuadrantes de la carta. Su influencia cambia de forma radical si se encuentra en el norte o en el sur. O si se ubica en el este o el oeste.  Por ejemplo, Marte en el cuadrante sur, nos habla de una personalidad con fuerza de acción, muy enfocada a asuntos personales o familiares. Por el contrario, en el cuadrante norte, refleja un nivel de fuerza dirigido a causas externas.

Para los que tienen a Marte en signo de fuego (Aries, Leo o Sagitario), su influencia será firme y muy decidida y casi siempre enfocada al terreno laboral o como líder de opinión. Esta combinación Marte – fuego, es muy poderosa. Son personas emprendedoras por naturaleza, destinadas a cumplir con los objetivos que se propongan, sin importar los obstáculos que se presenten en el camino.

Para los que tienen a Marte en un signo de Aire (Géminis, Libra o Acuario), se interesarán por todo lo relacionado con el intelecto. Las cuestiones culturales o que incrementen su intelectualidad son las que los motivan a iniciar proyectos.

Para los que tienen a Marte en un signo de Tierra (Tauro, Virgo o Capricornio), tienen la tendencia a cumplir de manera obligatoria sus objetivos. Trabajan para concretar lo que se propongan sin importar las dificultades o los obstáculos, aunque su manera de accionar pueda ser mucho más lenta.

Para los que tienen a Marte en un signo de Agua (Cáncer, Escorpio o Piscis), enfocarán su energía a la reestructuración interna y personal de esquemas emocionales y de pensamiento. Suelen emprender proyectos según su estabilidad emocional. Si su autoestima es elevada tienen todo a su favor, si es baja, quizás, no siempre logren lo que desean.

Sin embargo, las experiencias de vida nos van formando para encaminar nuestras acciones en base a nuestras decisiones. Si aceptamos que la vida es un maravilloso experimento de ensayo y error con sustanciosos aprendizajes siempre podremos encaminar la energía de Marte, el planeta de la acción, en pro de nuestro propósito de vida.